Samsung Galaxy Note 8.0: Análisis y experiencia de uso

note-8-main

Hace casi dos años Samsung se lanzó a la piscina con un teléfono que rompía esquemas. No se trataba de toda una revolución, tan solo comprobar si había un público dispuesto a pagar un poco más por una versión mayor del que entonces era su mayor éxito (el Galaxy S2). Con estas premisas nació el Galaxy Note. El motivo del nombre Note era el Stylus o S-Pen que llevaba, aunque se ha visto que para la mayoría de usuarios de esta gama es el factor menos importante, por lo que la familia de teléfonos Note se hizo famosa más por tamaño y prestaciones que por el S-Pen.

note-8-2013-08-07_006

En agosto del año pasado Samsung sacó la Note 10.1, una tablet con Stylus de la que hicimos la review aquí mismo,. Se trataba de una idea muy interesante, muy bien analizada por nuestro compañero, ya que el formato tablet ofrecía más posibilidades al S-Pen y el nombre Note aseguraba una cierta calidad (los teléfonos siempre han sido gama alta y la tablet no quedaba lejos). El problema fue que, mientras al comparar teléfonos entre el S2 y el Note había un aumento de pantalla y un aumento marginal de procesador, entre la Galxy tab 2 10.1 y la Note 10.1 ese aumento de pantalla no existía, ciertamente el procesador y la memoria eran una mejora, pero la diferencia d eprecio se veía más como un tema del stylus y las ventas no fueron tan ventajosas. Pero lejos de rendirse Samsung sacó otra iteración de la familia Note: la Galaxy Note 8.0

La tablet galaxy Note 8.0 puede parecer un Galaxy Note II a lo bestia, tranquilos amigos, lo es

Pantalla de 8 pulgadas TFT con resolución de 800 x 1280 CPU Exynos 4412 Quad-Core a 1.6 GHz GPU Mali 400MP Cámara trasera de 5MP y frontal de 2MP MicroSD y MicroSIM (según modelo)

Por supuesto tenemos algunas diferencias, siendo la más notable una pantalla TFT frente las ya típicas AmoLED de Samsung, aunque también encontramos algunos detalles como un mejor S-Pen y unos botones capacitativos que responden al Stylus. En general es una gran tablet, así que vayamos paso a paso para analizarla.

Diseño y construcción

note-8-2013-08-07_007

La tablet sigue la línea de plásticos a la que ya nos tiene acostumbrados, para ser más exactos el plástico pulido semejante al Note II. La batería es fija, algo a lo que ya estamos acostumbrados en el mundo de las tablets, lo que ha permitido hacer bastante delgada, lo que sumado al bajo peso me ha permitido usarla con una sola mano . Aún así no deja de ser una tablet de 8 pulgadas, por lo que no es raro que a la mayoría (con manos más pequeñas) le puede costar hacerlo.

El diseño de la tablet no hace más que reforzar la sensación de se un Note II a lo bestia, a excepción probablemente de la parte trasera, donde en el teléfono encontramos una cámara de 8 megapíxeles con flash y que no sobresale (o más bien poco) aquí nos encontramos con una cámara sin flash, con 5 megapíxeles y que sobresale bastante. La verdad es que es una sensación incómoda ya sufrida con teléfonos como el BQ Aquaris, con la diferencia que el teléfono de BQ es de gama media, mientras que la Note 8.0 se vende a precio de gama alta (bastante alta de hecho para ser una tablet de ese tamaño). Es un detalle tal vez nimio pero me resulta una mancha en una tablet potencialmente muy buena.

Si la cámara sobresale tanto como parece

Si, la cámara sobresale tanto como parece

La tablet hereda de los teléfonos de la marca el hecho de no usar botones en pantalla, sino botones capacitativos con un botón físico central. Sin duda es un movimiento por reforzar la imagen de marca, pero en el caso de tablets su utilidad es más bien sospechosa: si bien es cierto que al tenerla en vertical la posición de los botones es bastante natural, cuando la ponemos en horizontal pueden llegar a convertirse en una tortura: básicamente están donde está nuestra mano, con lo que se presionan con facilidad, lo que es más, si la tablet igualmente no sigue un esquema de resolución HD (es un poco más ancha) no veo motivo de hacer una poco más larga e incluir los botones en la pantalla. Al menos en esta ocasión los botones se pueden pulsar con el S-Pen, calor que también sería así si estuvieran en la pantalla.

Software ¡Uggh! ¡Touchwiz!

¡Uggh! ¡Touchwiz!

En el caso de terminales Samsung este es el momento en que empezamos a quejarnos de Touchwiz, que recordemos son tres partes:

Launcher. Es el mismo de siempre. Y con eso me refiero a que Touchwiz como launcher ha evolucionado menos en 3 años que iOS. Apps, muchas y variadas. Cabe destacar las de toma de notas, hablaremos más en detalle Otro software y entorno Android, con esto último me refiero a las configuraciones y la barra de notificaciones, así como al teclado y el reconocimiento de escritura Apps

Author Description

Gabriel RF

No comments yet.

Join the Conversation